Querida Familia de Talca:

Un saludo muy cariñoso en este mes de invierno en el que Dios nos envía más agua que en años anteriores, lo que agradecemos.

Vivimos tiempos difíciles, la Pandemia continúa, aunque con un levísimo retroceso; la situación económica se agrava y la necesidad de fortaleza espiritual se hace cada vez más necesaria en los hogares con cuarentena.

Somos privilegiados, hemos decidido hacer nuestra vida con Dios y en Alianza con la Santísima Virgen, lo que nos da fortaleza espiritual y Paz en nuestros corazones; no tenemos grandes necesidades materiales e incluso Ella nos ha protegido de la enfermedad.

Debemos estar agradecidos por todo esto y debemos rezar por las Familias que lo están pasando mal, sin embargo, además de rezar, la Iglesia y nuestro Movimiento de Schoenstatt nos invitan a ocuparnos de nuestros hermanos que sufren; los invitamos, en cosas concretas a ir al encuentro del Cristo que sufre y así mitigar el dolor de muchos hermanos.

Durante junio, gracias a vuestra generosidad entregamos 16 canastas familiares, ayudamos a dos familias de La Obra, la Juventud Femenina apoyó el emprendimiento de la Señora Lorena y la Juventud Masculina juntó pellets para regalar calor a los niños del Hogar Belén.

En estos tiempos es cuando debemos demostrar nuestra solidaridad y compromiso con el prójimo. Aumentemos nuestra generosidad en julio.

Nos alegramos por la designación de Juan Eduardo Prieto Correa como Intendente de nuestra región.  El junto a Josefina son miembro de la Rama de Familias y participan en el Grupo Tierra de Caná. Lo felicitamos, rezaremos por él y lo apoyaremos en lo que necesite para que su gestión sea exitosa.

Que Dios los bendiga y nuestra Mater los proteja.

Un abrazo cariñoso.

 

Carlos y Paulina