El grupo Reserva de María, de la Rama Familiar, decidió hacer un Capital de Gracias que incluyera a los niños.

Es así como se juntan todos los domingos por Zoom y rezan juntos.

«Hemos incorporado a los niños en la oración cantando, pidiendo y dando gracias. Es un momento de la semana que esperamos todos», cuenta Magdalena Béjares, Jefa de grupo.