Mario Hiriart se convierte en primer laico de Shoenstatt en camino a la Santidad

En febrero pasado, el Papa Francisco autorizó a promulgar, entre otros, el decreto que reconoce las virtudes heroicas del Siervo de Dios Mario Hiriart Pulido, laico; nacido en Santiago de Chile (Chile) el 23 de julio de 1931 y muerto en Milwaukee (Estados Unidos de América) el 15 de julio de 1964.

Según se detalla en boletín de la Sala Stampa del Vaticano, el 21 de febrero de 2020, el Papa Francisco recibió en audiencia al cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Durante la audiencia, el pontífice autorizó a dicha Congregación a promulgar diversos decretos, entre ellos el que reconoce las virtudes heroicas de Mario Hiriart inciando formalmente el camino de su proceso a la canonización.

Biografía

Mario Hiriart Pulido nace en Santiago el 23 de julio de 1931. En 1948 ingresa a la Facultad de Ingeniería en la Universidad Católica de Chile donde se titula en 1953 y ejerce como profesor de dicha universidad entre 1960 y 1963.

En 1949 conoce el Movimiento de Schoenstatt y decide entrar al primer grupo de caballeros del Santo Grial y ese mismo año se consagra a la Santísima Virgen como laico del movimiento. Trabajaba como ingeniero profesional en la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO).

En 1957 viaja a Brasil para formarse en el Instituto Secular Hermanos de María de Schoenstatt y realiza su incorporación en 1959.

En 1964 se le diagnostica un cáncer terminal mientras estaba en MilWaukee (Estados Unidos) para hablar con el fundador del movimiento, Padre José Kentenich. Finalmente muere a los 33 años el 15 de julio de 1964. Al año siguiente sus restos son repatriados hasta el Santuario de Schoenstatt en Bellavista de La Florida (Santiago).

En 1998 se abre la causa de su beatificación de manera diocesana y cierra esa fase en el año 2004.  Desde Roma se decreta la validez del proceso y en 2012 se autoriza para su estudio en el cuerpo de teólogos y cardenales del Vaticano.

En noviembre de 2019 el postulador de la causa de Mario Hiriart, el Padre Eduardo Aguirre, había anticipado que desde la Congregación de la Causa de los Santos se supo de «la respuesta final de que el Congreso de Teólogos se ha manifestado unánimemente de forma afirmativa y sin ningún reparo sobre la causa».