PROCESO DE BEATIFICACIÓN

El P. José Kentenich, fundador del Movimiento de Schoenstatt, falleció el 15 de septiembre de 1968 en fama de santidad. Su proceso de beatificación fue iniciado el 10 de febrero de 1975 en la diócesis de Tréveris, Alemania.

La tumba del P. Kentenich se halla en el lugar donde falleciera, en la antigua sacristía de la iglesia de la Santísima Trinidad, ubicada en el Monte Schoenstatt en Vallendar, Alemania. Personas de todo el mundo visitan ese lugar. Muchos encuentran allí una orientación para su vida sustentada en los valores del Evangelio; otros han recobrado la capacidad de orar. Allí, muchos exponen al P. Kentenich sus preocupaciones y confían en su intercesión ante Dios, y visitan su tumba para darle gracias.

 
 

¿Qué significa que la Iglesia “canonice” a una persona?

La canonización que realiza la Iglesia es, en primer lugar, un acto de reconocimiento: la Iglesia reconoce que esa persona ha llevado una vida según los valores evangélicos y, por lo tanto, puede ser también un modelo para nosotros. En el caso de los fundadores de comunidades y obras religiosas, la canonización entraña asimismo la aprobación de su obra, que se reconoce como fruto de una inspiración divina.

 
 

¿Cuál es el estado actual de su proceso de canonización?

Desde que se inició el proceso se reunió gran cantidad de signos de la fama de santidad. Millares de personas, radicadas en 92 países de los cinco continentes, han certificado que recurren a su intercesión o se guían por su ejemplo de vida.

Hubo teólogos que examinaron y aprobaron los numerosos escritos publicados. Más de un centenar de testigos han prestado declaración ante el tribunal eclesiástico. Todo esto es de particular importancia, dado que el objetivo del proceso es la verificación de la heroicidad de vida y de virtudes del siervo de Dios.

Los últimos años se concentraron en la recolección y evaluación de los escritos no publicados: cartas escritas por él o dirigidas a él, documentos personales, conferencias y retiros no editados, etc., tomando en consideración los lugares donde el Padre Kentenich vivió o desarrolló su actividad pastoral: Alemania, Roma, Suiza, Estados Unidos, Brasil, Chile, Argentina, Uruguay y Sudáfrica.

Es imposible predecir cuándo el proceso llegará a su fin. Entre otros motivos, porque se requiere un milagro para la beatificación. Y nadie puede “organizar” un milagro, solo podemos implorarlo.

 
 

Oración por su beatificación

Padre eterno: por amor a ti y a tu
Santa Iglesia, el Padre Kentenich
Procuró cumplir siempre tu voluntad y
conducir a los hombres hacia Ti. En la
confianza que tú lo escuchas en forma
especial, te ruego me concedas lo
que él te pide en favor mío (aquí se
menciona la intención personal), por
la intercesión de María, la Madre,
Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable
De Schoenstatt.
Te ruego le regales pronto la gracia
De su canonización y así pueda colaborar
Aún más fecundamente en la
Obra de tu Hijo Jesús, para gloria tuya.
Amén.

Con aprobación eclesiástica

(Si su petición es escuchada, le rogamos lo comunique a: Santuario Padre José Kentenich, Casilla 66 – Correo Bellavista – Santiago, Chile).