SCHOENSTATT TALCA

En el año 1992 en Talca, un grupo de matrimonios se reúnen por primera vez, en casa de Fernando Bobenrieth y Martita Kulkis para iniciar su camino en Schoenstatt. Prontamente llega a estas tierras el Padre Horacio Rivas, al año siguiente se sellan las primeras Alianzas de Amor y dos años después se bendice la Ermita.

Así nace la Familia de Schoenstatt en Talca, que a lo largo de los años ha ido creciendo en la vida de Alianza, con abundantes contribuciones al Capital de Gracias ofrecidos permanentemente y en una autentica vinculación al lugar de gracias.

En el año 2001 se inició la conquista espiritual y material del lugar y a comienzos del 2002 se entroniza la Mater. En el 2007 el Obispo autoriza tener en forma permanente al Santísimo. Desde entonces, Jesús junto a su Madre nos acoge, transforma y envía desde esta Tierra Escogida.

El lugar cuenta actualmente con una Capilla con capacidad para 200 personas, salas de reuniones para las Ramas Juveniles, Señoras y Matrimonios y hermosos jardines, al servicio de la Iglesia y la ciudad, además de su Santuario de Tierra Escogida de Talca, que llegó a coronar nuestra rama en 2016.